#ARDE BUE: Empress Of, heredera del reinado synth

Si Andy Warhol hubiese sido contemporáneo a estos tiempos, posiblemente habría modificado su famosa frase diciendo ‘en el futuro todos tendrán sus 15 minutos de fama viralizándose por YouTube’. Después de todo, la plataforma de videos llegó hace más de una década para quedarse y fue el trampolín por el que varios fenómenos saltaron a […]

Si Andy Warhol hubiese sido contemporáneo a estos tiempos, posiblemente habría modificado su famosa frase diciendo ‘en el futuro todos tendrán sus 15 minutos de fama viralizándose por YouTube’. Después de todo, la plataforma de videos llegó hace más de una década para quedarse y fue el trampolín por el que varios fenómenos saltaron a la masividad: desde OK Go! y Lana Del Rey hasta, sin ir más lejos, el popstar canadiense Justin Bieber.

Empress Of, el proyecto de Lorely Rodriguez, también se puede sumar al listado y, aunque todavía no explotó, es una artista que está en el mechero y #ARDE. En 2012 la cantante de raíces hispano-hondureñas con base neoyorquina lanzó a través de la red Color Minutes, una serie de demos llenos de loops y layering que captaron la atención del sello No Recodings, bajo el que grabó a los pocos meses su primer simple oficial, “Champagne”.

Cuenta la leyenda que Lorely fue a ver a una tarotista para que le hiciera lectura de cartas y, la primera del mazo que le tocó fue ‘The Empress’, una carta relacionada a los valores de fertilidad, maternidad y fuerza. Ese acto del destino hizo que bautizara a su proyecto solista (posterior a la banda art-rock Celestial Shore que tuvo) bajo el nombre Empress Of, un reinado de sintetizadores y pop bailable que encontró en la escena hipster de Brooklyn su centro de aterrizaje.

Antes de su disco debut, Rodriguez grabó en 2013 el EP Systems , un comodín que le abrió puertas para tocar en festivales indie de renombre como el SXSW o Pitchfork y así comenzar a fogonarse en la escena, siendo opening act de Kimbra, Florence + The Machine o Jungle.

Su disco, titulado Me por ser bastante autobiográfico, salió en 2015 a través de dos majors, los sellos XL Recordings (UK) y Terrible Records (USA). El ambiente en Nueva York era inspirador como contexto creativo pero no logró que despegara su potencial de composición. Tras un bloqueo, dejó el barrio de Williamsburg para instalarse temporariamente en la casa vacía de unos amigos en Valle de Bravo (México), donde grabó y compuso los 10 temas del álbum, que, aparte de retratar la historia de un romance fallido en el que la emoción se apagó, también describe las dificultades de venir de una cultura con 26 años y ciertos códigos a cuestas para instalarse en otra diferente.

Vivir en Nueva York como una artista es algo difícil. Todos están ajetreados y tienen una energía bastante tensa porque es duro estar acá, lograr triunfar y alcanzar tus sueños en el arte si no sos súper privilegiada’ menciona. Y sobre su problema de adaptación ahonda más profundamente en sus crudas letras. Mientras en “Standard” narra lo complejo que es encontrar una propiedad en una ciudad conglomerada de gente y gentrificada, en el hit potencial “Water Water” reconoce que no hay que desperdiciar los recursos naturales de vivir en un país que casi no los tiene, porque son un privilegio.

Hasta ahí su historia. Ahora bien: ¿A qué suena Empress Of? Ella asegura haber gastado los cassettes de su padre de Pet Shop Boys y The Beatles y cita como influencias a Julee Cruise o a la ninfa vocal al frente de Cocteau Twins, Elizabeth Fraser. Sus temas tienen un sonido electropop minimalista y nocturno con una producción muy pulcra y, en los momentos en que los sintetizadores no llegan a ser punzantes ni a estar a tope marcando tensión, se escuchan ciertas bases propias del house de los 90 y R&B, especialmente en sus falsetes vocales y lánguidos.

Para archivar su música entre: Björk, Grimes, Jessy Lanza, Solange, Phantogram, FKA Twigs, los últimos discos de Neneh Cherry, Banks, Blood Orange, lo más remixado de Everything But The Girl o Saint Etienne y Purity Ring

Temas recomendados: el festín descontrolado de sintes en “Water Water”, “Standard”, la pista dancefloor “How Do You Do It”, “Kitty Kat” y su atmosfera alienante, “Make Up”, “Icon” y “Woman Is A Word”
Ideal para: Musicalizar la previa de lo que será una gran noche
Fecha de vencimiento: Cuando la nueva movida de producciones R&B deje de circular en alta rotación y quede estancada como un signo de estos tiempos

Por: Maria Gudón

*Empress Of se presenta el sábado 15 de octubre en el Día 2 del Festival BUE 2016, el festival a realizarse en Tecnópolis*