#CASSETTERA: Caetano Veloso por Florentino

En la primera entrega, el cantautor argentino Florentino hablará de su mayor influencia: el gran Caetano.

Hace mucho que desde VOMB teníamos ganas de estrenar esta nueva sección. Nos entusiasma la idea de dar un espacio para que músicos y artistas que nos gustan hablen de la música que le gusta a ellos, aquella que fue inspiración o influencia en general, o que lo fue para algo en concreto. Cada artista que va a escribir en este espacio va a realizar una selección, una especie de playlist obligatoria. Una lista que obviamente será subjetiva, y que no tiene porque incluir hits o los temás más conocidos.

 

#CASSETTERA 1: Caetano Veloso por Florentino
 
La primer canción de Caetano Veloso que me atrapó fué “Alegría, Alegría”. Creo que me entró por el sonido y el ritmo de la rima, eso de “Bomba e Brigitte Bardot” o “Eu tomo uma Coca-Cola, Ela pensa em casamiento” me hicieron imaginar un universo pop latinoamericano que me llamó mucho la atención. El sonido entró por mi amor por la música de los 60′. Sobre todo por cómo sonaban los instrumentos y arreglos en ese momento. Después me enteré que los músicos que lo acompañan en ese número fueron los argentinos “The Beat Boys“, quienes también lo acompañaron en vivo en el Festival de música popular Brasilera de 1967 (ver película “Una noche en el 67”).

Después de escuchar mucho sus primeros dos discos, le dediqué muchas escuchas a los discos en los que canta en inglés (así que digamos que lo fui descubriendo muchos años después, en orden cronológico).

En mi primer disco grabé una versión de la canción “Maria Bethania” cantando junto al maestro cubano Rafael De La Torre.

Siempre me gustó la musicalidad con la que canta en otros idiomas, y cómo se adueña de la pronunciación, haciéndola imperfecta y personal. Y además, esos discos tienen la melancolía/nostalgia/saudade característica de la música de Brasil. Aquellos que piensen en la música brasilera como solamente carnaval y alegría, se están perdiendo de lo mejor.

Como escribió Vinicius en Samba da Bênção:

Es mejor ser feliz que triste
La felicidad es lo mejor que hay
Es como una luz en el corazón
Pero para hacer una samba con belleza
Es necesario un poco de tristeza
Si no no se puede hacer la samba

Para mi Caetano Veloso es la unión perfecta entre composición e interpretación, y además, no se puede separar al artista de la persona o a la persona con el color de su tierra (Santo Amaro, Bahía). También es imposible no pensar en CV como un revolucionario en la música popular de nuestro continente. Un tipo que, desde muy joven, se rodeó de poetas, artistas plásticos y directores de cine para pensar y debatir sobre la cultura de su país.

Así se apropió de la idea de “antropofagia” que tuvo como objetivo colocar al Brasil en el mapa de la cultura mundial a través de una decidida vocación internacionalista que buscó proveer al mundo de imágenes brasileñas.

Leí en “Verdade Tropical” (autobiografía que recomiendo) que Caetano vuelve a Bahía, tras el exilio en Londres, en febrero, mes del carnaval. Que se subió a un carro con forma de nave espacial al que llamaron la “Caetanave”, y en ella fué hasta la casa de Gil (al que cuenta que no le gusta el carnaval) y que este, dormido, abrió la ventana de la casa y lo vió llegar a Caetano en una nave espacial y no entendía nada.

En el Bafici del 2012 vino Marcelo Machado a promocionar su genial documental llamado “Tropicália” en el cual en un momento se muestran imágenes de ese mismo carnaval, donde me pareció ver la nave pero no estaba seguro, ya que esta tenía un cartel que decía “La Sabrosa”, o algo asi.

Cuando me estaba yendo lo vi a Machado y le pregunté si lo que aparece es la Caetanave, y el tipo se sorprendió de mi pregunta y me dijo que sí, y que “La Sabrosa” era el sponsor, y era una bebida.

Inspirado en esa historia escribí una canción y le puse “Baile de los sueños”, forma parte de mi tercer disco que edité a principio de este año, si quieren escucharlo.

El año pasado en el show que dió en el Gran Rex tuve la oportunidad de darle un abrazo y regalarle una copia de mi disco La Banda Floricalista.

De a poco y hace bastante, vengo coleccionando sus discos en vinilo y siempre que me preguntan cuáles son mis influencias, CV es una de las primeras que nombro. No puedo explicar muy bien de qué manera me influencia, porque no sólo es la voz y la forma de tocar la guitarra, es también por la simpleza con la que logra hacer grandes canciones y también lo que representa como artista en general, entre otras cosas.

Si tuviera que elegir a una persona en el mundo para escuchar cantar canciones acompañadas de una guitarra después de un asado, sin dudas sería él. Creo que ese es el más puro Caetano Veloso.

Me pidieron que elija diez canciones escritas por él, así que acá van:
 


 

Y agrego diez temas geniales interpretados por él: