#CASSETTERA: Jorge Drexler por Maximiliano Calvo

  Nueva entrega de CASSETTERA, el espacio que creamos recientemente para que músicos y artistas que nos gustan hablen de la música que le gusta a ellos. Ya pasaron Florentino / Caetano Veloso, Bosques / Spacemen 3, Dedés / Daniel Johnston,Los Gongs / Damon Albarn, Yataians / Sly & Robbie, Como Un Jardín / Radio […]

 

Nueva entrega de CASSETTERA, el espacio que creamos recientemente para que músicos y artistas que nos gustan hablen de la música que le gusta a ellos. Ya pasaron Florentino / Caetano Veloso, Bosques / Spacemen 3, Dedés / Daniel Johnston,Los Gongs / Damon Albarn, Yataians / Sly & Robbie, Como Un Jardín / Radio Tarifa,Warpaint/ Shona. y ESG/ Las Kellies. Hoy es el turno del ex Intrépidos Navegantes, Maximiliano Calvo que nos habla de su admiracion por el cantante uruguayo Jorge Drexler que se presenta hoy en el Teatro Colón junto a Luciano Supervielle.

 
#CASSETTERA: Jorge Drexler por Maxi Calvo
 

Sé que en esta época de mega información nadie se toma demasiado tiempo para leer una articulo web. Entonces pensé en ser lo más directo y conciso que puedo para hablar de este grandísimo artista, desde mi propia óptica.

Jorge Drexler tiene la edad de mi madre. Podría ser mi padre, pero no lo es. Tal vez sea uno de mis mejores amigos, o uno de esos tíos muy cercanos a los que uno le cuenta sus primeras intimidades. Drexler me acompañó en mi última separación, me acompañó en los momentos difíciles, en las noches largas y en las mañanas domingueras de limpieza del hogar. Una vez pensé en mandarle una carta contándole lo que él significaba para mí pero no lo hice. Así que algunos resabios de esa intención caerán en esta pequeña impresión de su música.

Recuerdo que lo conocí, aunque me cueste decirlo, por “la canción de la sopa”. Recuerdo que fue un amor a primera vista. Su poética reflejaba de manera exacta lo que yo quería decir. Relataba momentos pequeñísimos de una manera tan esbelta que de repente no me sentía merecedor de tanta belleza. Pero creo que hablar de las líricas de Jorge es como una obviedad, porque ya a simple escucha uno se da cuenta el tremendo poeta del siglo dorado que habita en él.

Y es ahí donde el análisis se pone más pecaminoso, y entramos en su voz. Una voz dulce que relata casi en susurros lo que va sucediendo, toda esa diáfana mirada de la vida llevaba a la intimidad de la habitación. Sus relatos, podría decirse, toman demasías literarias con la forma en que él mismo los va contando. Uno de los anecdotistas más sutiles de nuestra época. Admito, como muchos, que a veces cae en una tibieza de seriedad intelectual que deja su parte más criticable al descubierto, pero las músicas respaldan toda esa eclesiástica visión con una calma que pocas veces encontré en la música en español, tomando -para mí- lo más hermoso de la música brasileña.

Y es así que dentro de todo ese mágico ADN, también, encontramos material para desglosar en su relación con la música de raíz del Río De La Plata. Un inmenso mundo para recorrer. La forma en que Drexler interpreta con su guitarra la llevada del candombe es impresionante. Estudioso como pocos de la guitarra clásica, hace parecer simples sus volteretas de arpegios y chasquidos con las cuerdas de nylon.

Sus discos son obras conceptuales y cada uno maneja un aura personal. En cada LP, Jorge fue investigando y encontrando. Bailar En La Cueva, su último trabajo, fue un disco bisagra en mi historia. Me llevó a interesarme de manera directa con los ritmos de Latinoamérica. Drexler es una puerta abierta de par en par hacia nuevos lugares, hacia nuevos horizontes y hacia todas las artes. Desde los paisajes fílmicos de Éric Rohmer a la literatura de André Gide, desde Eduardo Mateo y las costas de Rocha a Joaquín Sabina y las décimas. De Caetano a Dylan, del folcklore más litoraleño a la electrónica del primer mundo.

Doy gracias a la música por haber podido ser contemporáneo a este gran artista y poder ver en tiempo presente su constante evolución. Le doy gracias a él como guía musical en este pantano de sinsentidos artísticos, imaginando que realmente esta es la carta que iba a mandarle.
 


 

10 CANCIONES PARA RECORRER A JORGE DREXLER