#CHARLITAS | Pommez Internacional nos cuenta todo sobre la selva de ‘Iemanjá’

La banda de Juan Ibarlucia lanzó el video oficial para la canción inspirada en la diosa de la cultura yoruba y nosotros charlamos con él para que nos cuente todo el proceso creativo del mismo.

Pommez Internacional presentó hace unos días un nuevo video musical para su canción “Iemanjá”, el cual fue grabado en vivo durante el show que la banda dio en Niceto Club y fue dirigido por Ainara Murphy.

Iemanjá es la diosa orisha del mar en la cultura Yoruba. La figura de esta diosa se trasladó desde África hasta América Latina en compañía del tráfico de esclavos. Con el objetivo de invocarla, Pommez Internacional tuneó el escenario de Niceto Club para que simulara una jungla habitada por la luz mala y así poder homenajear a esta diosa que inspiró la canción, la presentación y, por ende, el video clip.

Vomb se comunicó con Juan Ibarlucia de Pommez Internacional para entender mejor el concepto de este nuevo álbum y la idea de la puesta escena tan particular que emplearon para la grabación del video. A continuación la charla completa.

¿Cómo surge la admiración por la cultura Yoruba? ¿Qué los lleva a escribir un track sobre Iemanja?

Tenemos una admiración por la tradición musical y cultural afro latina en general. Por su historia de lucha y por su enorme tradición artística. El caso puntual de Iemanjá fue, como muchas cosas en Pommez Internacional, multi causal y medio misterioso. No había una idea inicial de “vamos a hacer una canción sobre orishas”. Un día Cruz – que estaba obsesionado con la música de Benín – me manda varias ideas rítmicas y progresiones basadas en lo que estaba escuchando. Yo elijo una, escribo una letra inicial – bastante mala, por cierto – y agrego otra sección. En ese intercambio de demos aparece la idea de una figura femenina poderosa, pero aún sin nombre. En el proceso entra Nicolás (Percusionista de PI), que estaba estudiando música yoruba al mismo tiempo que esto pasaba. Unos meses después Cruz viaja al norte de Brasil. Yo me quedo en Buenos Aires y reescribo la letra…. Tengo todo menos el nombre de la mujer. De golpe, epifanía: Iemanjá. En cuanto apareció su figura nos dimos cuenta: Estábamos escribiendo una canción para ella, pero aún no lo sabíamos. Misterios del proceso creativo.

De todas las que sonaron en Niceto esa noche, ¿por qué eligieron esta canción para el video en vivo?

Porque se ha transformado en uno de los momentos más potentes de nuestro recital. La tocamos con solvencia. Además, la versión en vivo gana en suciedad y sensualidad. Queríamos mostrar la transformación del laboratorio a la pequeña orquesta.

Está buenísimo lo que hacen sentir a los demás abajo del escenario, pero, ¿qué sienten ustedes desde arriba?

El escenario es un lugar ritual, un espacio donde la sociedad permite que pasen cosas extraordinarias. Yo lo vivo con mucha gratitud y también con mucha exigencia. Creo que uno tiene una obligación para con su audiencia: dar lo mejor de uno, exprimirse emocionalmente, dejar todo. Es una sensación muy intensa, muy completa. No sé si tiene sentido, pero pongámoslo así: es como jugar un partido de fútbol, hacer terapia e ir a una fiesta… al mismo tiempo.

Canto Serpiente tiene un concepto marcado, ¿qué nos pueden contar sobre esto?

Creo que está bueno diferenciar los discos conceptuales – esa idea del art rock del disco que es sobre un tema, medio operístico (Tommy, The Wall, etc) – de lo que nosotros hacemos, que es más bien proponer un universo de historias, personajes, acciones. Construimos al revés, de abajo hacia arriba. El concepto es lo último, se revela al final del proceso. Sigo pensando que el disco puede definirse como “13 crónicas de amor y desgarro al calor del sur global”. Es esencialmente un disco sobre las relaciones afectivas en un contexto de conflicto y alta volatilidad política.

Sabemos que estamos en un momento en el que está cortar tickets en los shows, sin embargo, esta puesta en escena (con el juego de luces y la selva alrededor del escenario) debe tener un costo bastante alto. ¿Qué tan importante es para ustedes generar este tipo de sinestesias en sus espectadores para poder hacer llegar su música de una manera más contundente?

Para nosotros es importante que la propuesta escénica te lleve al lugar imaginario que te propone la música. En esa filosofía está la contundencia. Esto se puede hacer realizando puestas muy complejas y caras, y también con poco presupuesto y creatividad. Hay espectáculos tremendamente masivos que son aburridísimos y hay pibes en sótanos haciendo cosas increíbles con dos mangos. Nosotros hoy podemos darnos el gusto de hacer recitales como el que muestra Iemanjá (con esfuerzo, sangre, sudor y lágrimas), pero haber llegado a este punto es el resultado de haberlo pensado desde el comienzo, cuando le robábamos la tele a la abuela para hacer puestas locas. Creo que ese acuerdo invisible de “Vengo para que me la vueles” es fundamental en nuestra banda y es nuestra obligación respetarlo al 100%.

¿Cómo es la evolución de la banda desde Buenas Noches América hasta Canto Serpiente?

Canto Serpiente es lo mejor que hicimos y la conclusión lógica de varias líneas que se venían abriendo desde nuestro primer disco. Si bien todos tenemos 27-28 años, es nuestro tercer disco oficial (+1 Soundtrack). El oficio y el rodaje de las giras y el oficio se va notando, tanto en el escenario como en el estudio. Tocamos, componemos y producimos mejor.

Si bien el ciclo de Canto Serpiente recién comienza, la sensación interna que tenemos es haber llegado a la madurez de ciertas direcciones artísticas. Lo próximo que hagamos tiene que ser radicalmente distinto.

¿Definen su música como una combinación de orquesta afrolatina y experimentación electro rock?

No aplicaría esa definición a la totalidad de nuestro catálogo, porque cada disco es bien distinto al anterior. Pero sí creo que Canto Serpiente es un intercambio entre las músicas folclóricas latinoamericanas en general, la experimentación electrónica y el carácter del rock.

¿Qué nos pueden adelantar de las próximas entregas?

La intención es largar los temas claves que permitan resumir la experiencia de vernos en vivo. No queremos adelantar mucho más que eso.

 

ENTREVISTA POR EMILIO FORCHER