Cobertura: Bestia Bebé, Pyrámides y Julepe en Niceto

En una congelada noche porteña, Niceto levanta temperatura lentamente. Viernes en horario matineé, Julepe, la banda más joven de la jornada abre el espectáculo.
Liderada por Julián Pérez, el sonido de guitarras llama la atención y va acercando al público al escenario.

El mejor momento del Indie Nacional

Julepe presenta temas de su disco de reciente salida, El Retamal (2016). Hay una familiaridad en cada canción, a tono con el Indie nacional que de a poco se fue instalando en el imaginario de los oyentes. Una fórmula infalible de un sonido limpio de guitarras y letras amigables.

La capacidad musical y la investidura de Niceto refuerzan el poder de sonido de cada una de las bandas.

En segundo lugar, Pyrámides toma el escenario. Esta vez la ecuación es distinta. En el marco de la presentación de su último trabajo, Vacíos y Variables, la banda dispara su sonido post punk como un hipnotizador sobre la audiencia.

La energía de Facundo Romeo sobre el escenario trae reminiscencias de un tiempo anterior de la música: sonidos experimentales y un terreno más oscuro como pocas bandas del indie hoy pueden hacerlo. En Caoscalma, por ejemplo, los hermanos Romeo anuncian la nueva era. También comparten sobre el escenario, como en el disco, Ecos con Mora de Riel en una química explosiva.
Con Alonso Romeo en bajo en voces, Jonathan Chendo en guitarra, Andrés Centrone en la Batería y Hernán Molinari en teclados, la banda oriunda de Avellaneda allana un espacio en el indie nacional y ofrece una fórmula perfecta de rock, con una calidad sonora impecable y una sublime performance.

Para el final de la noche el local se encuentra colmado de gente. Bestia Bebé, reconocida como una de las bandas más importantes del Indie local, arrasa sobre el escenario con su rock barrial.
Tom, Chicho, Topo y Polaco se mueven sobre el escenario como los nuevos héroes generacionales.

El público, fiel seguir de los BB, es parte del espectáculo con sus cánticos, pogos y hasta mosh.

Las letras suenan como himnos de una generación que encontró su lugar en la música en bandas como El Mató, 107 Faunos o la mismísima Bestia Bebé, entre otras. Una generación reconfortada por canciones amigas, cotidianas y una visión sensibilizada por las cosas simples de la vida.

BB1
BB6
BB2
BB4
PY1
PY4
PY5