Cobertura: Glass en la Tangente

El marco de la noche del sábado 12 de este mes, en La Tangente fue la presentación de la edición física de El rayo (YD003), primer disco editado en CD por Yolanda Discos.

Rayo, Camina Conmigo.

¿Dónde estoy? ¿Esta persona que veo soy yo, o es solo un reflejo? ¿Qué fue ese ruido? ¿De dónde vino?

Dicho evento es digno de tal celebración, ya que las Glass vienen haciendo fuerte ruido en este 2017, después de haber teloneado a The Radio Dept, Sean Nicholas Savage, y haber compartido el Yolanda Festival con Walter TV en Niceto, además de participar constantemente en el circuito local.

Los encargados de abrir la noche fueron los rosarinos de Queridas, pertenecientes al sello Polvo Bureau, quienes presentaron tracks de su disco Heridas. Les siguió el correntino Guazuncho, quien repasó sus greatest hits, esta vez, acompañado en algunos tracks por Alejandro Rodríguez, guitarrista y cantante de la banda Libélulas. Ambos proyectos aportaron un clima adecuado para la noche, prevaleciendo las texturas y la voz reverberante, pero con una esencia de misterio general que permanecía latente en los parlantes.

Sobre el escenario, Glass se mantiene de pie en total democracia, alineadas frente al público y listas para hacer su descargo. El grupo liderado por Lu Glass, es acompañado por sus aliadas Nina Seeber y Manuela Vecino quienes entre baños de síntesis, beats oscuros y cantos de sirena rindieron un excelente tributo a ese combo de canciones que hacen a El rayo, lanzado de forma digital en 2016. La presentación tuvo lugar para invitados tales como Javier Diz en sintetizadores, el productor Ariel Schlichter en bajo, y Sebastián Man en guitarra, líder de La Vida en Familia, proyecto que forma junto a la ya mencionada Nina Seeber. Este ensamble armó su versión de la fracción cumbiera de “Manchester Argentina – Isla de Monos – Tubular Siderurgycal Detuning” de manera impecable, dando cierre al show y escondiéndose detrás del telón.

El cuarto rojo, también llamado “Waiting Room”, del Black Lodge cobra sentido solamente cuando Dale Cooper entra en él. Cuando lo sueña. No hay pesadilla en la calma y la incertidumbre que lo rodea. Ante cualquier eventualidad, su temple permanece tranquilo, misterioso. No obstante, el vuelo está tapando la intensidad y profundidad de una realidad encubierta, una dualidad de telón rojo que media entre dos dimensiones. Ver a Glass en vivo es una experiencia similar, cargada de sensualidad y misterio, de calma y densidad, de luz y ensueño; una experiencia atenta e impactante como el mismo rayo.

“And now, an ending. Where there was once one, there are now two. Or were there always two? What is a reflection? A chance to see two? When there are chances for reflections, there can always be two — or more. Only when we are everywhere will there be just one. It has been a pleasure speaking to you.” – The Log Lady

PH: Cristián García Laborde

IMG_20170812_234038

IMG_20170812_234138

IMG_20170812_234159

IMG_20170812_234343

IMG_20170812_234502