Cobertura: Luca Bocci en Caras y Caretas

El mendocino que está cambiando la cara del rock nacional presentó su disco debut en Caras y Caretas.

A este punto Luca Bocci ya está acostumbrado a encontrarse frente a un público importante, pero todavía se lo nota nervioso al abrir un recital. A pesar de que el viernes pasado llenó dos Caras y Caretas con menos de un año de carrera, aún no se está dando cuenta del impacto que está teniendo sobre la movida de música nacional.

Dar dos recitales seguidos no debe ser fácil para nadie, y menos para Luca. Pero a la 1:20 am, cuando volvió a salir al escenario, se lo vio con otra actitud. Pidió disculpas por el retraso, mencionó las marchas y a los desaparecidos, y se conectó con el público que todavía permanecía sentado en el piso. Confuso, tiró un “¡Esto es como un cine!” y de a poco el público – joven y variado – se empezó a parar. Cuando las cosas estaban en movimiento salió la banda entera, Los Golden Papets.

La noche fue un popurrí de sorpresas e improvisaciones. No solo estuvo él, sino que el público fue deleitado con varios de los que componen la escena emergente del momento. Poco de después del comienzo del recital, llamó al escenario a su primer invitado: nada más y nada menos que su amigo Simón Poxyrán, con el quien hizo una rendición de “Detener” con su cuota de rap y descontrol de parte de su compañero. No mucho tiempo después, se subieron Mariano Di Cesare (Mi Amigo Invencible), Pancho Villa, y luego Franco Saglietti (Francisca y los Exploradores), sus segundos invitados, con los quien cantó 40°, un tema tranquilo de su EP.

También tuvo su momento con Goyo (Bandalos Chinos) para cantar juntos una versión de “Archipiélago”, donde ambos mostraron su capacidad como vocalistas. La fusión de dos voces tan distintas en un mismo escenario fue mágica, no solo por el talento, sino porque demuestra la diversidad que existe en la escena under del momento. Pero lo más improvisado fue su duet con Renzo Montalbano, cantándola o “Es lo que hay” del mismo, cuando ya era obvio que el objetivo era pasarla bien.

A la hora de de tocar “Ahora”, el tema principal del disco, se produjo un cambio radical. Luca, el pibito mendocino, finalmente se dió cuenta de que no era uno más. Por momentos se escuchaban las voces del público cantando la letra más fuerte que el, un momento cúlmine en la carrera del músico que recién arranca. Fue capaz de llevar a cabo un recital de rock, y por momentos psicodélico en canciones como Fujin ama a Rajin, para el cual sin falta participó Cocó, el guitarrista de Usted Señalemelo.

La noche tuvo su cuota justa de invitados y descontrol. Pero por lejos la mejor decisión fue cerrar con “Era de Piscis”, donde se sintió una euforia no solo en el público, sino que en el escenario también. Quedó más que claro que la timidez se había ido, y que Luca está consagrándose como músico único y talentoso, preparado para seguir conquistando el país. Demostró su madurez como artista, y sin intención, el impacto que está teniendo frente a un género resurgente en el país. El mendocino pidió no ser comparado a otros artistas como Fito y Charly, y con razón, porque el mismo está definiendo su estilo propio, ahora, en el 2017.

PH: Flori Moreno

boccieditshows11

boccieditshows6

boccieditshows31

boccieditshows96

boccieditshows13