Cobertura: Moodymann en Niceto Club

Moodymann y la Pesada Carga de la Historia Dentro del marco de la Red Bull Music Academy, Moodymann se presentó en Niceto. Los amantes de las pistas y el house tuvieron su semana inolvidable. VOMB te cuenta como fue… La pregunta que rodea a Moodymann siempre se repite. ¿Quién es ese hombre encapuchado que se […]

Moodymann y la Pesada Carga de la Historia

Dentro del marco de la Red Bull Music Academy, Moodymann se presentó en Niceto. Los amantes de las pistas y el house tuvieron su semana inolvidable. VOMB te cuenta como fue…

La pregunta que rodea a Moodymann siempre se repite. ¿Quién es ese hombre encapuchado que se esconde detrás de lentes, bandanas y otras parafernalias? ¿Será para despistar la atención o parte de su marketing de intriga?

Kenny Dixon Jr., su verdadero nombre, es un espécimen de bandejas y productor del más puro linaje de música negra. A mitad del camino entre el techno de Detroit y el house de Chicago, trabaja como heredero directo de precursores como Frankie Knuckles, Carl Cox o los 3 de Belleville. Su triunfo está en poner en valor y reconocimiento a los grandes artistas de la música negra bailable. Los incluye en sus sets, los homenajea desde un plano de innovación y vanguardia electrónica.

Sus presentaciones están cargadas de esta historia: un set de dos vueltas en loop, yendo desde el funk, soul y disco hacia el house y un trance electrónico cerca del deep house y el techno. Gracias a una combinación de distintos formatos, Moodymann produce sus shows integrando varias tecnologías. A partir de vinilos, agrega capas de audio que se disparan de su mixer, reinterpretando en vivo la canción que suena.

Hubo un momento de distensión cuando Dixon hizo un pasaje de balearic. Esa etiqueta definitiva para el house que cruzó el atlántico y se hizo local en la famosa Ibiza, puso por un momento la distensión necesaria. El DJ llevó después de eso su set a ritmos más intensos de afro-samba latino, trayendo a Niceto el imaginario de las costas brasileras.
Con un público activo en cada segundo, llegaría el fin del primer capítulo. Ya habían pasado Gil Scott Heron y algunos clásicos más, para meter un descanso. Un colaborador suyo tomó el mando de las bandejas y apareció un clásico de las pistas de baile: “PYT” de Michael Jackson puso a prueba el aguante de las piernas de todos los asistentes.

Lo que había empezado un miércoles ya se transformaba en la madrugada del jueves y Moddymann volvía a las bandejas para dejar en claro que hace lo que le gusta. Sin dudas la pista ya espera por su regreso.

Texto: Daniel Soberon
Fotos: Ey! Colectivo Gráfico