Cobertura: Nile Rodgers en el Gran Rex

Nile Rodgers se presentó durante dos noches en el teatro porteño y así pudo saldar la deuda con el público que lo esperó durante toda su vida.

Si bien ésta fue su segunda visita, su primer paso por nuestro país pasó casi desapercibida para el gran público en el marco de un festival hace casi diez años. Crónica de la segunda primera vez. Los segundos serán los primeros.

 

Has recorrido un largo camino

Nile Rodgers fue abandonado por su madre heroinómana, vagabundeo por las calles y trenes, y se unió a los Panteras Negras. Sus comienzos como músico fueron para el programa Plaza Sésamo pasando a ser sesionista hasta formar Chic a mediados de los 70. Según como se lo mire, es o fue el guitarrista, compositor, arreglador y productor de Chic, quizás “la banda” de música disco por excelencia.

Vestido de azul eléctrico al igual que las coristas, las espléndidas Kim Davies y Folami Ankoanda y con el resto de la banda de punta en blanco, arrancaron como una locomotora. Era de esperarse, no hay manera que un show de Rodgers no comience y termine muy arriba. Es que su repertorio no se puede esconder debajo de la alfombra y todas sus colaboraciones y producciones para otros artistas son parte de él mismo, son parte de Nile, son sus hijos. Así pasaron, ¨Im Coming Out¨, ¨Upside Down¨ (Diana Ross), ¨He is a Greater Dancer¨, ¨We are Family¨ (Sister Sledge) y siguieron Madona, Bowie y Duran Duran.

Chic como banda dejó de funcionar a mediados de los 80, cuando se rompió la sociedad entre Rodgers y Bernard Edwards, bajista pero también compositor, arreglador y productor. Colaboró con Mick Jagger, Blondie, Power Station, Grace  Jones, Brian Ferry, Steve Ray Vaughan y the B-52´S, entre tantos.

 

Dance Dance Dance

La invocación estaba hecha, se sumó “Everybody Dance” y todo el mundo a bailar, nadie pudo con la irresistible invitación y con el público de pie las butacas estaban de más.
“Lady”, el clásico del grupo francés Modjo de los 90 sonó y sonará en las discos hasta el hartazgo ese verano, desde Punta del Este hasta Pinamar, pasando por Marpla, San Bernardo y hasta el mismísimo conurbano bonaerense. El tema en cuestión tiene sampleada la guitarra de Nile de su canción ¨Soup For One¨ y a partir del impacto que logró esa versión en aquellos años Rogders la incorpora a su repertorio haciendo un mash up en vivo.

Las gemas perdidas, el tesoro oculto fueron las extraordinarias versiones de “My Forbidden Lover” con esos coros evocando al hedonismo, al goce profundo, al amor prohibido. Eso es o era Chic, una banda hedonista dispuesta y creada para gozar y generar goce de todo tipo: sexual, espiritual; los placeres de la vida se hacen carne en Chic.
El Metrónomo

Nile Rodgers es el metrónomo y su mano derecha el péndulo que va y viene, sus cortos y sutiles latigazos, esos estiletazos certeros a las seis cuerdas se transformaron en los riffs por los cuales la gente deliraba en las afiebradas noches de NY a fines de los 70.

Es muy usada la metáfora sobre las personas hacedoras de fortunas o éxitos al compararlos con el Rey Midas, pero él fue más allá. El termino hitmaker o hacedor de hits que hoy se les adjudica a las personalidades que producen algunos éxitos esporádicos y relativos fue acuñado pensando en Nile.

 

¿Quién hubiera imaginado por ser rebotados, Rodgers y Edwards (invitados por Grace Jones al mítico Club 54) en aquella invernal noche del 77, volviendo con sus cabezas gachas, sus flamantes zapatos embarrados y sus trajes de etiqueta la musa los estaría esperando? La cuestión, es que previa parada en su dealer amigo y con las provisiones del caso durante la zapada nocturna, con drogas y alcohol, entre botellas y billetes enrolados, de toda esa bronca y frustración de ahí saldría un mega éxito. Maldiciendo el penoso suceso y al club, y burlándose del desaire sufrido por el portero, nació “Fuck Off”. Váyanse a la mierda paso a ser “Freak Off”, luego “Freak Out” para llegar a ser finalmente “Le Freak”. Cuarenta años después de esa noche, adicciones y recaídas, cáncer incluido, ahí estaba Nile; dando todo con su banda de funky soul disco music, cómo le gusta describirla.

Un ser Mitológico, el mito Nile Rodgers y la leyenda del Ave Fenix. Todo eso y más no pudo con esta rara avis. Casualidad o causalidad fue que su colaboración con los Daft Punk luego de superar el cáncer, haya sido ¨Get Lucky¨. Tener suerte y que sus primeros versos digan, ¨Like the Legend of the Phoenix…”. Pasó a ser conocido ya por el público millenial, relanzando y potenciando aún más su carrera con otro ultra-hit, uno más.

Trazando un paralelismo mitológico deberíamos asemejarlo al de Aquiles y como la flecha que lanzó Paris acabo con su vida. Dicha flecha para lograr el mismo cometido debería impactar en la veloz y fantástica mano derecha de Nile. Tarea más que difícil.

Como corolario de una fantástica noche, nada mejor que resuman los momentos vividos que ¨¨Good Times¨ en otro live mash up con “Rapper Delight”, el sample que utilizó Sugarhill para poner al rap de moda, nada más ni nada menos.

Ya desde los camarines y en un tweet Rodgers nos daría otra excelente noticia: el año próximo y dios mediante estará nuevamente entre nosotros. ¿Se puede pedir algo más? Esta persona recibió como nombre el del río donde dejaron a Moisés por haber corrido la misma suerte y pudo escribir él mismo los 10 mandamientos sobre cómo hacer un hit.

 

nilerodgers-granrex-eliasmendezph6

nilerodgers-granrex-eliasmendezph3

nilerodgers-granrex-eliasmendezph4

nilerodgers-granrex-eliasmendezph2

nilerodgers-granrex-eliasmendezph

nilerodgers-granrex-eliasmendezph2

nilerodgers-granrex-eliasmendezph9

nilerodgers-granrex-eliasmendezph8