Cobertura: Tame Impala, Frank Ocean, Alt-J y Tyler, The Creator en Panorama (NYC)

La ciudad de Nueva York es una de las más agitadas y candentes de la escena mundial. Las bandas emergen, los venues no dan abasto, pero cuesta encontrar un festival con la identidad que merece una ciudad de semejante calibre.

El oeste tiene a ‘Coachella’ y ‘Outside Lands’, el centro está cubierto con ‘Lollapalooza’, ‘Boonaroo’ y Austin City Limits (de norte a sur), y si bien NYC cuenta con la presencia anual de ‘Governors Ball’ y ‘The Meadows’, ambos carecen de un sello distintivo. Quizá sea difícil imponer una marca registrada en una ciudad en la que abundan los estímulos, no lo sabemos, viajamos a la segunda edición del festival Panorama para intentar descifrar los motivos de esta cuestión y nos llevamos algunas sorpresas.

La productora Goldenvoice, responsable de ‘Coachella’ y el reciente ‘Desert Trip’, puso a prueba su imaginario y por segundo año consecutivo plantó bandera en Randall’s Island Park, una isla a 30 minutos de Manhattan. Con un line-up que, de antemano, parecía dispar entre sus 3 jornadas, confirmó en los hechos que la distribución de sus artistas atrajo públicos muy heterogéneos, en características y cantidades, durante todo el fin de semana.

El día viernes arrancó con la locura de Foxygen en la carpa más grande del predio y siguió con el australiano Vance Joy copando el Panorama Stage de adolescentes. Los Future Islands, comandados por Gerrit Welmers se subieron a calentar un atardecer de 30 grados que no daba respiro, dejando espacio a MGMT, una de las bandas más festivaleras de la última década. El plato fuerte del viernes (y probablemente del festival) fue el trio de artistas que cerró la primera noche. Tyler, The Creator y su ‘Flower Boy’ editado recientemente llenó el escenario de margaritas y explotó la carpa de gente. Un minuto después de terminar su set, se prendieron las luces del Panorama Stage para recibir a Solange, sus coreografías y más de 20 vientos que alternaban su presencia en el escenario para interpretar algunas canciones.

Lo de Frank Ocean merece un párrafo aparte. Al terminar el set de Solange, se vació el escenario y las pantallas gigantes se alinearon sobre el vallado. La pasarela que dividía el campo se llenó de instrumentos dejando en claro que estábamos a punto de ver un show distinto a todo lo que había pasado previamente. Ocean salió con pescadores negros, una remera blanca que decía “Why be racist, sexist, homophopic or transphobic, when you coud just be quiet?” y protectores auditivos para palear el grito de los miles que estaban desde temprano esperando su show. Puso un cassette en un radiograbador que había en escena y comenzó a sonar “Pretty Sweet” de su disco Blonde. Tres camarógrafos los siguieron durante todo el show haciendo del concierto un documental en vivo y uno de los shows más impactantes de nuestra vida. Le siguieron “Solo”, “Chanel”, “Lens” y la reciente “Biking (Solo)”. Recién para el quinto tema, sus músicos pisaron la pasarela, acompañándolo hasta el final. Frank Ocean hace lo que quiere con una calidad superlativa y eso lo convierte en uno de los artistas más grandes de nuestra era. Cerró con una catarata de hits entre los que estuvieron “Ivy”, “Pink+White” y “Nikes”. A partir de esto, todo fue cuesta abajo salvo algunos asteriscos.

El segundo día, con la mitad de asistencia de la jornada previa se destacaron los Jagwar Ma y un set súper electrónico de 50 minutos sin cortes entre canciones. Belle & Sebastian puso a bailar 30 personas arriba del escenario y 3 mil debajo durante “The Boy With The Arab Strap” y llegó el turno de segundo plato fuerte del festival: alt-J. Los ingleses y su disco Relaxer demostraron que están para grandes cosas. Un show potente y una escenografía que los separó entre luces creando un efecto subacuático convirtieron su show en un mantra para los que pasaron por su escenario. La disquera Roguh Trade montó una carpa en la que algunas bandas pasaron a firmar (tenemos un regalo para ustedes) y junto con los pop-up stores de Frank Ocean y Golf (marca oficial de Tyler, The Creator) se generó una buena propuesta para comprar merch. La noche del sábado estuvo a cargo de Tame Impala en el Panorama Stage con algunos problemas de sonido. Kevin Parker agradeció por convertir el show en la presentación más grande de los australianos en Estados Unidos y bromeó acerca de la espectacularidad del show de Frank Ocean respecto al resto: “¿Vieron el show de anoche? Nos hizo pensar que gracias a dios tenemos lásers”.

El día domingo fue el más disímil y el de peor asistencia. Glass Animals, Angel Olsen y Nine Inch Nails son el ejemplo de la disparidad de estilos que a veces juega en contra en la composición del cartel de artistas. El promedio de edad de asistencia es muy alto y aunque es un festival apto para todo público no se ven menores o familias en el parque. Justice fue el acto más destacado del ultimo día, pero sufrió problemas de sonido y tuvo que suspender su show durante 25 minutos.

Pasó un nuevo festival para nosotros y nos vamos con la sensación de que la organización es el punto más alto pero la gente de Goldenvoice tiene mucho trabajo por hacer si quiere imponer su nuevo ‘Coachella’ en la costa este.

PANO2017_0728_121210-_ALIVECOVERAGE

PANO2017_0730_183204-3089_ALIVECOVERAGE

Belle & Sebastian, The Pavilion
Belle & Sebastian, The Pavilion

JGBAJSEL_PANORAMA_2017_0728_143718-1631_JGB

JGBAJSEL_PANORAMA_2017_0728_161445-0478_JGB

Alt-J, The Pavilion
Alt-J, The Pavilion
Panorama Stage, Solange
Panorama Stage, Solange
Panorama Stage, Frank Ocean
Panorama Stage, Frank Ocean
Justice, The Pavilion
Justice, The Pavilion