Cobertura: Thundercat en el Teatro Vorterix

Hace unos días tocó Thundercat en Vorterix y nosotros estuvimos ahí para poder mostrarles a quienes no fueron o a quienes fueron pero quieren revivirlo. Al final de la nota les dejamos unas lindas fotos del show.

El mismo día que tocó Anderson Paak, salió a la luz la noticia de que vendría a la Argentina Thundercat a presentar su último LP titulado “Drunk”, reconocido como su mejor trabajo hasta el momento.

Considerado exponente de la música negra contemporánea al fusionar funk surrealista, soul espacial y técnicas jazzeras, se convirtió en artífice de lo que algunos denominan como groove extraterrestre. Además cabe destacar que fue productor de Kendrick Lamar, colaboró con Flying Lotus, también con Mac Miller y tocó en la banda fija de Erykah Badu.

Había muchas expectativas en torno a este show por la excelente crítica que recibió por parte de la prensa. Cabe destacar que en cada uno de los videos que se encuentran en internet siempre se lo observa con un formato diferente, que ninguno de ellos desilusiona. Asimismo, “Drunk” es un disco que denota un gran trabajo de producción, en donde las voces y los teclados toman protagonismo mezclado a sus frenéticas líneas de bajo y una batería dedicada a mantener siempre el Groove latente.

Desde las 19 la gente ya se encontraba haciendo fila para entrar a Vorterix. A la entrada el público presenció la apertura de la propuesta voladora de Aloe, que tuvo como invitado en una de las canciones a CA7RIEL en guitarra. El público se notaba ansioso durante el intervalo. En cuanto Thundercat salió a la cancha, junto a Justin Brown en batería y Dennis Hamm en teclados, brindaron uno de los mejores recitales del año, una propuesta netamente orgánica ya que no tocaron con pista en ningún momento de la noche y cargaron la velada de vertiginosos solos. Algo característico de la propuesta de Thundercat es que su música es por momentos bailable y por momentos experimental. Los fans de series animé también tuvieron su momento de identificación cuando le dedicó “Tokyo” a Dragon Ball Z cerca del final de la noche.

La set-list de canciones fue excelente, tocó todo su último material y repasó algunas canciones de sus anteriores discos, por lo que brindó un show que superó la hora y media, y dejó bien satisfecho al público.
La sensibilidad de las voces y su belleza armónica, las líneas de bajo explotadas de groove, los teclados estratosféricos y la batería no dejaron respiro de tanto virtuosismo.

Ph.: Pablo Astudillo

Thunderc5 press Thunderc8 press Thunderc11 press Thunderc12 press Thunderc4 press