Future Islands en Niceto Club: un viaje onírico y tempestades emocionales

A veces la mejor manera de vivir un show es a través de las palabras de un músico que se encuentra en el público. En este caso, Demian Scalona de Pommez Internacional y Agrupación Capitán, estuvo en el Walkman Vol. 1 y nos cuenta cómo vivió el show más esperado de la noche: Futures Islands.

Ya desde la previa del show había buena energía, amigos y caras conocidas, el lugar estaba lleno pero no demasiado, algo bueno, por ese rechazo a los shows masivos que a veces algunos tenemos.

Busqué un buen lugar, del medio hacia atrás, donde se unen perfectamente el sentir la música en el cuerpo, escuchar una mezcla definida de la banda y una visual que permite no perderte ni un movimiento, y luego de esperar un rato, minutos pasadas las 11 se abrió el telón. Sonaba un Carnavalito de intro y luego sin hacerse esperar salieron, saludaron y empezaron a tocar.

En la parte de atrás del escenario estaban Gerrit Welmers (teclados), Mike Lowry (batería) y William Cashion (bajo) , con gran precisión, dinámica y un toque casi perfecto, estáticos, haciendo de la velada un viaje onírico entre Synth Pop, New Wave y Post Punk, prácticamente disociados e inmunes pero en perfecta armonía con Samuel T. Herring (voz) quien solo, en la otra mitad del escenario, desde la primera canción “Ran”, el primer single de su último disco “The Far Field” (2017), donde ya conectado a sus emociones, comenzó a cantar odas de su corazón roto.

Continuó con sus canciones más conocidas de su último disco y del anterior: “Singles”.

¿Qué decir de Samuel T. Herring (voz)? Él es algo especial, casi de otro mundo, o. quizás más de este mundo que ningún otro. Es carisma, es dualidad. Está conectado con sus intensas emociones y se expone de un modo que resulta imposible no empatizar con él y no quedar hipnotizado por su performance, tan física y teatral, que no hay manera de explicar sin mostrarlo porque es tan particular que incluso imitándolo me pasó de decir “¡Pará! Te muestro un video”. Su manera de cantar, tanto más exacerbada en vivo que en sus discos, se acompaña de rugidos, golpes al aire y contra su propio cuerpo: movimientos potentes, precisos y repetitivos y bailes sin inhibición resultan atrapantes, incluso, hubo un momento en una de esas largas pausas entre canción y canción en la cual casi llora, tal es el punto de su expresividad. Fue en una de esas donde nosotros gritamos “olé olé” quedando inmersos en una marea de gritos, aplausos y chiflidos, se lo pudo ver verdaderamente conmovido en ese momento.

Allá por el 2011-2012, cuando descubrí Future Islands, no podía parar de escucharlos, así como tampoco a Moss of Aura proyecto solista de William Cashion (bajo) pero con el tiempo y la salida de sus últimos discos, por alguna razón perdí algo de interés. Necesitaba verlos en vivo y sucedió que la quinta canción que tocaron fue una de su segundo disco, por el cual los conocí, “Walking Through That Door”, al escucharla inmediatamente recordé porqué hace 7 años me habían atrapado, con su sonido melancólico, melodías de sintetizadores, un beat imparable, que te hace querer correr a los brazos de quienes hemos amado. Y sentí, desde mi percepción, que había entendido, entendido que toda su música es un paisaje de ensueño eterno, como una gran canción sin comienzo ni fin que recorre toda su discografía y donde él relata sus tempestades emocionales.

Habló lo justo y necesario durante el show; diciendo lo que considero esencial como músico.

Por un lado presentó a la banda, en otra ocasión agradeció a toda la gente que los apoyó en su carrera y logró que ellos estén donde están ahora este día con nosotros (habiendo “salido” del Under en el 2014) y también habló sobre cómo escribe sus letras (sí, en medio del show) la conexión emocional a las experiencias que relatan las canciones y que después de un tiempo, tal vez años, volver a cantarlas requieren revivir esas emociones, ir más profundo, volver a sentirlo, porque en el fondo, todo lo que somos, es aquello que vivimos y cuando estemos viejos y solos sentados en nuestra casa, eso es todo lo que tendremos.

Para cerrar el show salieron e hicieron 4 canciones más de bis, entre ellas una de mis favoritas “Tin Man” y para cerrar “Little Dreamer” una de sus canciones más tranquilas, bajando así las 10mil revoluciones arriba que teníamos todos, como si fuera una canción de cuna.

Aún así quedé manija por horas antes de poder dormir.

PH: Nadia Guzman

EL SHOW EN FOTOS

14 13 12 10 09 07 06 05 04 03

Setlist:

1. Ran

2. Beauty of the Road

3. A Dream of You and Me

4. Time on Her Side

5. Walking Through That Door

6. Long Flight

7. North Star

8. Balance

9. Cave

10. Light House

11. A Song for Our Grandfathers

12. Aladdin

13. Ancient Water

14. Seasons (Waiting On You)

15. Tin Man

16. Spirit

Bis:

17. Inch of Dust

18. Dove

19. Vireo’s Eye

20. Little Dreamer