The Idiot, por Iggy Pop y David Bowie

Cumple nada menos que cuarenta años uno de los discos más emblemáticos de la historia del rock y nosotros quisimos recordar no sólo su historia sino también la de la amistad entre dos grande de la música: Iggy Pop y David Bowie.

The Idiot es el primer material solista lanzado por Iggy Pop y el primero de dos LPs lanzados durante 1977. Ambos discos fueron escritos y grabados en colaboración con su amigo David Bowie. Las sesiones para el álbum comenzaron antes de la grabación del lanzamiento del primer disco de la trilogía berlinesa de Bowie, Low (1977). The Idiot fue entonces reconocido como el comienzo no oficial de la etapa berlinesa de Bowie.

Inspirándose en los sonidos electrónicos de agrupaciones alemanas como Kraftwerk, The Idiot es considerado el hito en el cual Iggy Pop comenzó a salir del Hard Rock de su banda The Stooges y fue comparado con los álbumes contemporáneos de Bowie debido a sus sonidos de instrumentos manipulados y su atmósfera introspectiva.

Este álbum es considerado por muchos como uno de los mejores trabajos de Pop, aunque no sea representativo de su producción. Su título fue inspirado en la novela de Dostoyevsky, The Idiot, ya que tres de los que más involucrados en la grabación y composición del disco estuvieron, eran grandes conocedores de este libro.

The Idiot se ha caracterizado a lo largo de los años como una importante influencia en el post-punk, artistas industriales y góticos.

Vamos un poco a la historia que resultó no sólo en este álbum clave en la historia del rock, sino también en una amistad que duraría para siempre: la de Bowie y Pop.

Era 1971 y The Stooges, luego de la publicación de dos trabajos, se encontraban en momento de transición, en un punto de quiebre. Los integrantes de la banda, incluyendo a Pop y descartando a Asheton, eran un grupo de heroinómanos que apenas podían finalizar sus performances en vivo. Ninguno de los dos primeros discos, The Stooges (1969) o Fun House (1970) tuvieron éxito y Elektra Records, el sello discográfico de la banda, los había dejado. Fue entonces cuando los integrantes de la banda decidieron tomarse un tiempo para recuperarse, ponerse en pie y reflexionar. Quién sabe si la intención era volver a tocar juntos alguna vez.

Pero entonces fue cuando apareció Bowie en la vida de Iggy y fue así: Bowie viaja a Nueva York y decide que quiere conocer es a Iggy. El encuentro se produce en el Max’s Kansas City y según contaron ellos infinidad de veces, la conexión fue inmediata. Como en todas las historias de esos años, las versiones varían mucho según quién la cuente, pero todos parecen coincidir en que fue Bowie quien quería trabajar Iggy.

DavidBowie_Plaque_Berlin

En resumidas cuentas y haciendo un poco de fast forward, Bowie le terminó consiguiendo a su nuevo amigo un contrato en Columbia y se lo llevó a Londres junto a James Williamson para grabar un nuevo disco. Luego de una infinidad de pruebas fallidas de músicos para la grabación, terminan reuniendo a los Stooges pero con algunos cambios: el bajista Dave Alexander se queda fuera debido a sus problemas de alcoholismo y es sustituido, muy a su pesar, por Ron Asheton, quien termina dejando a Williamson el puesto de guitarrista principal.

Así es como terminan grabando Raw Power (1973), compuesto a medias entre Iggy y Williamson, que firman todas las composiciones. Iggy es quien se encarga de la producción en su totalidad, pero, lamentablemente y para sorpresa de todos, el material que entregan no es suficiente para los ejecutivos de Columbia y reciben un ultimátum: si Bowie no se encarga de las mezclas, el disco no se edita. Iggy decide hacer caso y el resultado de esas mezclas fue el disco como lo conocemos hoy en día.

Este tercer lanzamiento de The Stooges también estuvo lejos de ser un éxito; si bien las ventas mejoraron algo, seguían siendo malas y la historia se repitió: drogas, problemas internos, recitales paupérrimos y, finalmente, como era de esperarse, ruptura del grupo. Iggy decide entonces ingresar voluntariamente en una clínica psiquiátrica en Los Ángeles para desintoxicarse y Bowie es uno de los pocos que se presenta allí para visitarlo. A su salida de la institución, David lo invita para que salga de gira (Station to Station) con la condición de que se mantenga limpio y ahí es donde Pop empieza a vislumbrar el porqué de sus fracasos y el cómo de un trabajo bien realizado:

Jamás había visto a nadie trabajar tanto en mi vida: se levantaba a las ocho y se pasaba todo el día en la furgoneta de camino a un concierto. Allí siempre había una selección de las nuevas cintas de artistas de todo el mundo. Las estudiaba y las escuchaba todas: el tío conocía a Tom Waits o a Kraftwerk antes que nadie. (…) Llegaba a la ciudad, daba un par de entrevistas, se subía al escenario para su concierto y después no paraba: buscaba bandas que tocaban allí aquella noche, llamaba a su guitarrista a las cuatro de la mañana en plan “vamos a escribir una canción”… Me agotaba sólo de verlo. Hasta entonces yo nunca había visto de cerca una gira de verdad, pero vi lo que hacía y me dije: yo voy a hacer esto mismo algún día. Este tío sabe lo que es currar de verdad: ¡no me extraña que le vaya tan bien y a mí no!”

http-a.amz.mshcdn.comwp-contentuploads201605bowiepop-1

Al acabar el tour, ambos se trasladan a Berlín Oeste, donde comparten un pequeño departamento en la Hauptstrasse 155. Esta convivencia desata una etapa de esplendor para ambos: Iggy conoció el éxito con The Idiot y Lust for Life (ambos de 1977 y compuestos con la ayuda de su socio), mientras que Bowie dio luz aquí a su celebradísima “trilogía berlinesa”, la formada por Low (1977), Heroes (1977) y Lodger (1979). De aquí salieron también tres temas coescritos entre ambos: “Tonight”, (que apareció primero en Lust for Life para acabar dando título al disco de Bowie de 1984), “Sister Midnight” (que, con nueva letra, se convertiría en la “Red Money” de Bowie) y sobre todo “China Girl”, que se incluyó en primer lugar dentro de The Idiot pero alcanzó la fama al ser escogida como single de Let’s Dance (1983). Bowie siempre ha recordado aquella época como una de las más importantes de su vida:

Cuando vives un éxito masivo, todo se vuelve absolutamente vacío. En los setenta me largué de Estados Unidos para vivir en el anonimato en Berlín. No tenía un centavo e iba por ahí con Iggy en un Mercedes oxidado y tan viejo que podías ver la carretera si mirabas hacia abajo. Nos sentimos como adolescentes de nuevo. Fue fantástico.”

Iggy Pop ha asegurado que la mayor contribución de los Stooges fue “poner fin a los años 60”. No fue lo único que hicieron: inventaron también, junto con otro puñado de bandas, el punk antes del punk. Pero, si vamos a poner ambas carreras en una balanza, parece evidente que fue Pop quien salió mayormente beneficiado de este intercambio.

TRACK X TRACK

the idiot

Fue Coco, la mujer de la vida de Bowie, quien llamó al músico francés Laurent Thibault para que escondiera a David, en algún lugar de París, en sus peores tiempos con la heroína.

El bajista del grupo francés Magma se aprovechó de la situación, porque era el manager del estudio Chateau D´Herouville, donde David había grabado su album de covers Pin ups.

Con la excusa de que era el castillo donde se habían refugiado Federico Chopin y George Sands, tanto Bowie como Iggy picaron. Y decidieron grabar allí.

Hay muchas anécdotas, por supuesto de aquellas sesiones del mes de julio de 1977, pero la más llamativa está relacionada con la creación de “China Girl”, que en un principio iba a llamarse “Borderline”.

Iggy Pop era un mujeriego incurable y Thibault era donde se hospedaba siempre el actor Jacques Higelin, cuya mujer era una bellísima vietnamita llamada Kuelan Nguyen.

Iggy tuvo graves problemas por culpa de ese amor fugaz, con la historia de “Sssh and shut your mouth”, que inmortalizó a “China girl”, que David después, incluiría en su álbum de resurrección de la heroína, “Let´s Dance”.

Una de las obras maestras sin dudas es “Nightclubbing”, con todos su tenebrosos y maravillosos arreglos, entre los teclados de Bowie y las guitarras extrañas de Phil Palmer, que las grabaría en Munich.

“Nightclubbing” era el resultado de lo que oía Bowie en aquellos días. Sobre todo, Tangerine Dream y más que eso, el disco de Kraftwerk, Radioactivity. Este tema es la capilla sixtina de lo que el Kautrock nunca pudo conseguir. Pero era ingenioso utilizar el “groove” de Rock and roll de Gary Glitter, con ese ambiente de sintetizadores y cajas de ritmos.

Otra joya de esta obra maestra de Iggy y Bowie era “Dum Dum Boys”, un intento de crear otros estilos que no podían estar más lejos de Bowie, “Station to Station” y de los Stooges. También es una joya “Funtime”, con esos maravillosos coros de Bowie. Incluso la magia de “Baby”, una melodía que no puede ser más Bowie, grabado en su mayor parte en los Musicland con esas guitarras mágicas de Phil Palmer y los teclados de David, que recuerdan mucho a Kraftwerk.

Las sesiones finales de The Idiot se hicieron en los estudios Hansa, en Berlín, los mismos que le había recomendado Edgar Froese de Tangerine Dream. Luego resultó que fue el muro, Berlín y su locura los que impresionaron a David Bowie.

El producto final lo arregló Tony Visconti en los estudios Hansa, con los músicos de siempre de David, es decir, Denny Davis, George Murray y un poco de Carlos Alomar.

En cuanto a la portada, fue copiada de los trabajos del pintor de Berlín, Erich Heckel, el líder del grupo Die Brücke, del que hablaba Bowie en su última gran canción, “Where are we now?”. La foto es de Andy Kent y es la primitiva idea que luego resultaría para Heroes, la misma textura. Otra idea de Heckel.

Todas las canciones son de Iggy Pop -la mayor parte en las letras- y David Bowie -con la música-, excepto “Sister Midnight”, escrita con Carlos Alomar.

Lado A

  1. “Sister Midnight” 4:19
  2. “Nightclubbing” 4:14
  3. “Funtime” 2:54
  4. “Baby” 3:24
  5. “China Girl” 5:08.-

Lado B

  1. “Dum Dum Boys” 7:12
  2. “Tiny Girls” 2:59
  3. “Mass Production” 8:24

 

CRÉDITOS

Iggy Pop – vocals

David Bowie – keyboards, synthesizer, guitar, piano, saxophone, xylophone, backing vocals, production

Carlos Alomar – guitar

Dennis Davis – drums

George Murray – bass guitar

Phil Palmer – guitar

Michel Santangeli – drums

Laurent Thibault – bass