Usted Señalemelo, una esperanza para el rock

Los mendocinos de Usted Señalemelo son, sin dudas, una de mis bandas favoritas de la escena emergente nacional. Tuve un amor a primera vista cuando los vi en junio del año pasado en el Lado B de Niceto. Quedé impresionado por su calidad artística y su presencia en el escenario. Cuando me enteré sus edades, […]

Los mendocinos de Usted Señalemelo son, sin dudas, una de mis bandas favoritas de la escena emergente nacional. Tuve un amor a primera vista cuando los vi en junio del año pasado en el Lado B de Niceto. Quedé impresionado por su calidad artística y su presencia en el escenario. Cuando me enteré sus edades, me quise morir.
_MG_1408

Algo se venía cocinando en Mendoza y yo no lo sabía, pero no tarde en enterarme. Este año irrumpieron en la escena nacional U.S (con su segundo disco), Luca Bocci y Symón Poxiran; y patearon el tablero. Ellos son el grito de esperanza del rock, que ya fue condenado a muerte incansables veces. Pero de a poco estaba empezando a creerlo. Parecía que los sub 21 no coqueteaban con las guitarras y sus raíces rockeras; la movida venía por el palo de los controladores, las CDJS y el torrente incontenible del Freestyle.
_MG_1496

Sin embargo, anoche confirmé que Usted Señalemelo y toda la movida mendocina, han llegado para salvar al rock de su estrepitoso descenso. Los imberbes la flashean con el rock, igual que yo hace unos años. Nada cambió, lo que no cambiaban eran las bandas y por ende, los pibes no empatizaban con cuarentones jugándola de eternos pendejos.

Su show de Niceto quedará como un hito para mí, como el día que el rock me volvió a conquistar. Ya desde el comienzo cuando vi que sobre el escenario descansaba un cello supe que se venía algo imponente y así fue. De arranque salieron con una intro lunática que desencadenó en Aguetas y explotó con el público coreando los arreglos de cuerda.
_MG_1519

La adrenalina siguió con canciones urgentes de su debut homónimo (Alfredo y Otra vez) que son recibidas por sus seguidores como himnos generacionales. Goyo Degano aparece del fondo del escenario y salen con una versión a dos voces de Pana; y la amistad se respira arriba y abajo del escenario. Siguieron con Tu Salto y un cierre tecno zarpado donde Lucca Beguerie Petrich pulverizó su batería. Me pregunto si ese guiño se debió a que fueron a ver a Richie Hawtin, la noche anterior. Y para no bajar la intensidad, sumaron a Morbo y Mambo para ponernos en órbita con Siento.

Dieron un respiro a los del pogo con La Bestia, Juan alagó al público diciéndoles “qué ganas de abrazarlos a todos” y llegó un “vamos a Miloca” como respuesta (los pibes querían joda hasta tarde). Después de eso llegó un momento super emotivo, dedicada a El Cebo que falleció de cáncer y les dejo las maquetas de un tema que reinterpretaron con los Perras on the Beach (rapeando) y Morbo y Mambo aplicando sus cuotas psicodélicas – sin dejar de mencionar el solo rabioso de Cocó. 
_MG_1422

Para el final, quedaban las canciones de alto voltaje como Plastilina, la emotiva Agua Marfil, y un final descomunal con Big Bang, nuevamente con Morbo y Mambo haciendo brillar sus bronces, lluvia de papelitos y la redención definitiva del público que recibió en el mosh a todos sus integrantes y materializó así el abrazo comunitario que Juan Mango imaginó al comienzo.